• 08/04/2020
  • Post by Sterimar™

Higiene nasal, ¿Por qué deberíamos de hacer de nuestra higiene nasal un hábito diario?

Higiene nasal tan importante como la higiene de manos o dientes. Estos días en los que tanto se está hablando de nuestra higiene, de la importancia de lavar nuestras manos, de no tocar nuestros ojos o nariz con las manos sucias, de no frotarnos la cara, de lavarnos las manos con mucho cuidado varias veces al día, vamos a hablaros de la importancia de una higiene nasal para la salud y para la vida.

Unas medidas de higiene como las que ahora mismo estamos tomando evitarán en el futuro la propagación de muchas enfermedades, entre ellas las gripe. ¿Cuántas veces te has limpiado la nariz y has vuelto a guardar el pañuelo en el bolsillo? ¿te has limpiado o lavado las manos después? ¿a qué no?

El aire está lleno de partículas en suspensión entre ellas bacterias y virus que a lo largo del día respiramos y compartimos, en esos espacios con mayor concentración de gente esas bacterias y virus son más compartidos. Transporte público, grandes superficies, espacios con aglomeraciones. Todas esas partículas son susceptibles de entrar a través de nuestras fosas nasales, un gran porcentaje de ellas se quedarán pegadas a las paredes de nuestras fosas nasales, pero otras accederán a través de ellas y afectarán a nuestro sistema respiratorio. Estas son las que nos provocan resfriados, gripes y otros virus. Por todo esto nuestra higiene nasal es clave hoy y para un futuro. Cuidándote tú, nos estarás cuidando a todos.

1º Limpia tus fosas nasales a diario. En una situación habitual en la que no tengas gripe, ni alergia primaveral ¿cuántas veces al día te limpias la nariz? Posiblemente una o ninguna. Esto es lo que tenemos que cambiar. Es importante limpiar nuestras fosas nasales mínimo dos veces al día. Por las mañana, antes de salir a la calle y por las noches al regresar.

2º Por las mañanas con un pañuelo desechable y suavemente. Esto ayudará además de a limpiar impurezas a evitar la secreción nasal, conocido como “moquillo” que se produce en ocasiones por falta de higiene.

3º Con las manos limpias y un pañuelo desechable tapa levemente una fosa nasal y expulsa el aire con suavidad por la otra. Repite con el otro lado. Al finalizar tira ese pañuelo y lávate las manos con jabón de manera inmediata.

4º Al menos una vez al día realizar un buen lavado nasal. Sterimar es solución de agua de mar recomendada para tu higiene nasal, para la congestión y además actúa como coadyuvante para infecciones vías altas, rinosinusitis y rinitis alérgica. Un lavado antes de irse a dormir y mejorará la función de la mucosa nasal proporcionando la humedad adecuada para un descanso perfecto. Sterimar y vuelve a respirar.

 
  • ¿Te gustó este artículo? Compártelo
 
Volver