• 21/11/2019
  • Post by Sterimar™

Respirar tranquilidad y belleza en el puente de diciembre

destinos respirar mejor

Respirar aire puro, sosiego y calma durante cuatro días antes de enfrentarnos al último mes del año en el que en lugar de disfrutar de las navidades últimamente convertimos estas fechas en estrés, prisas, viajes y regalos todo con un objetivo que capaz logramos.

Prepara la maleta porque nos vamos a recorrer cuatro de los pueblos de montaña más bonitos de nuestro país. A respirar aire limpio y frío, a caminar, a comer despacio y disfrutando de los sabores de la tierra y de la cocina a fuego lento. A leer a los pies de una chimenea, a dormir sin el miedo a una alarma. ¡Nos vamos a respirar vida!

1º Respirar en Artíes

Artíes es uno de los pueblos con mayor encanto y belleza del Val d, Arán. En pleno Pirineo de Lleida entre las estaciones de esquí de Baqueira Beret y de la localidad de Vielha, este pequeño pueblo atesora el encanto de la belleza de un cuento de Charles Dickens, a orillas del río Garona. Respirar naturaleza pura con rincones únicos y arte con iglesias como la de Sant Joan de Artíes o o la de Sta María además de “el lujo” de poder disfrutar de las aguas termales al lado de la localidad de Garós. Un destino perfecto para estos cuatro días de descanso.

2º Respirar en Piornedo

Y del este al oeste, Piornedo es una pequeña aldea gallega en la sierra de los Ancares en la montaña oriental lucense. Situada en lo alto de un valle recorrido por el río Ser con una población de escasos 40 habitantes esta aldea está descrita por un conjunto de pallozas, construcciones prerromanas de piedra y techos vegetales. La aldea cuenta con un total de 14 pallozas utilizadas en la actualidad como casa-museo o establo y declaradas Bien de Interés Cultural. En lo alto del pueblo se encuentra la pequeña ermita dedicada a San Lorenzo, un lugar perfecto para sentarse, contemplar y respirar calma y vida.

3º Respirar en Zahara de la Sierra

Del oeste al sur y llegamos a Cádiz, en pleno Parque Natural de la Sierra de Grazalema se encuentra Zahara de la Sierra sobre la falda de la sierra de Jaral, en la conocida como “Ruta de los Pueblos Blancos”. Un lugar para pasear, para disfrutar de sus calles y sus gentes, de su patrimonio y de su historia y de su gastronomía casera, sus guisos, gachas o tortillas. Sus sopas, chacinas o su gran variedad de aceitunas. Y sin miedo al frío de las noches de la sierra, porque para eso está la lumbre tras la ventana en una noche de estrellas e historias llenas de leyendas. Respirar al sur.

4º Respirar mediterráneo en Castell de Guadalest, en el interior de Alicante.

La marina baja no solo tiene sol y playa, respirar aire frío y belleza en esta zona de nuestro país también es posible. Con un castillo de la época musulmana heredado después por la conquista cristiana este pueblo además del castillo de San José, invita a realizar múltiples rutas alrededor del municipio y a disfrutar de una comida propia de la sierra: “conejo al ali oli” o “verduras de las sierra” al horno de leña.

Norte, sur, este u oeste, ¿a dónde te gustaría ir a respirar aire puro y vida? Mientras lo decides, prepara la maleta con varias chaquetas gordas, un par de libros y mucha calma: Sterimar y a respirar.

 
  • ¿Te gustó este artículo? Compártelo
 
Volver