• 24/10/2019
  • Post by Sterimar™

Respirar para relajarse: 3 ejercicios que te ayudarán a verlo todo de otro color.

ejercicios para respiracion respirar sterimar

Respirar porque este otoño viene de órdago, el trabajo, los estudios, la casa, los niños, las noticias, la familia…El día tiene 24 horas y hasta hoy nadie ha logrado estirarlo más, aunque sabemos que más de una y uno lo han intentado. Los días no los podemos prolongar pero sí podemos daros unos sencillos ejercicios que os ayudarán a relajaros y a tomaros la vida con más calma.

Si puedes hacerlos al aire libre mejor, pero sino en casa antes de desayunar y de empezar el día a día también serán efectivos, la clave está en respirar y estirar, algo tan sencillo como eso te hará verlo todo de otro color.

1º Vamos a eliminar el cansancio que pesa en nuestro cuerpo y mente y que nos complica el inicio de la mañana. Separa los pies ligeramente, suelta los brazos y respira suavemente durante cinco segundos. Ahora estira los brazos por encima de tu cabeza e inhala lentamente. Mantén los brazos estirados y estira también las piernas y la espalda. No levantes los pies del suelo. Intenta mantener los talones firmes. Respiraciones completas.

Se trata de inhalar aire por la nariz y expulsarlo muy lentamente por la boca, en ese momento que sueltas el aire relaja los músculos y baja los brazos. Repite el ejercicio de tres a cinco veces.

2º Este ejercicio lo llevaremos a cabo sentados. Respirar con la espalda recta y las piernas cruzadas. Tapa un orificio nasal con un dedo e inspira por el otro. Exhala después lentamente el aire inhalado. Repite este ejercicio unas 10 veces alternando el orificio taponado.

3º Continuamos sentados y con las piernas cruzadas. Espalda recta y mentón ligeramente inclinado hacia arriba. Cierra los ojos y empieza a respirar suavemente. Inhala por la nariz muy despacio a medida que levantas los brazos hacia arriba. Cuando llegues al tope de estiramiento de brazos, como si fueses a alcanzar un objeto que está en una estantería muy alta, comienza a exhalar el aire por la boca lentamente a medida que también muy despacio vas bajando los brazos a la posición inicial. Repite este ejercicio tres veces.

Y ahora te daremos un último ejercicio que podrás realizar en una situación de estrés de manera disimulada. Completamente erguido y con la espalda y la cabeza estirados, lleva los brazos hacia atrás hasta que notes que los músculos te tiran. Colócate ligeramente de puntillas y sujétate las manos por detrás de tu tronco. Mientras realizas estos estiramientos inhala aire por la nariz cuando ya estés completamente estirado y con los hombros ligeramente tensos hacia atrás dirigidos por la fuerza de tus brazos empieza a soltar suavemente los brazos, a bajarte y a expulsar el aire por la boca.

Haz este ejercicio dos o tres veces en ese momento que estés con mayor tensión.

Antes de comenzar recuerda que tener las fosas nasales limpias ayudará a que todo resulte mejor, ya sabes lo que te decimos siempre, Sterimar y a respirar.

 
  • ¿Te gustó este artículo? Compártelo
 
Volver