• 01/08/2019
  • Post by Sterimar™

Respirar con alegría es beneficioso para la salud ¡Felices vacaciones!

respirar alegría sterimar

Respirar cuando el aire está contaminado o lleno de impurezas además de perjudicar a nuestro sistema respiratorio afecta a nuestro estado de ánimo. Hoy, en el Día Mundial de la alegría queremos hablaros de esos hábitos relacionados con nuestra salud nasal y respiración que pueden ayudarnos a ser más felices y por tanto a estar más alegres.

Madruga con alegría, es cierto que a veces nos cuesta levantarnos por la mañana y despertarse con la alarma de un despertador no es ni lo más agradable, ni lo más recomendable. Independientemente del método que utilices para abrir el ojo a primera hora de la mañana, te recomendamos que empieces el día con calma. Dedica 5 o 10 minutos a esa labor de despertarte. Estírate poco a poco, haz en la cama ejercicios suaves con los músculos de tu cuerpo, abre y cierra los ojos varias veces. Abre y cierra las manos. Estira y encoge los pies y después incorpórate poco a poco. Coge aire y expúlsalo lentamente. Repite cada una de estas acciones tres o cuatro veces.

Ejercicio y alimentación sana como hábito de vida. Hacer de las buenas costumbres un hábito aunque a veces nos puede parecer complicado, es más fácil de lo que creemos y lo más importante es lo que lo valoraremos con el tiempo. Elige un ejercicio que te guste, empieza por algo muy suave y poco a poco vete incrementando tanto en tiempo como en esfuerzo. Caminar, nadar, correr, pilates o yoga pueden ser algunas actividades perfectas para iniciarse. Alimentación sana, esto es todavía más sencillo: verdura y fruta toda la que quieras, combinada con proteína de pescado, huevo o carne, estas dos últimas con menos frecuencia. Hidratos de carbono aportados por pasta, arroz y pan o algún dulce como premio. Si pueden ser integrales mejor. Y no te olvides de las legumbres.

Aprende a respirar y dedica tiempo a ello, sí, respirar correctamente ayuda a nuestro estado de ánimo y vivir con más alegría. Sí eso que todo damos por hecho, no es real. No sabemos respirar correctamente y aprender puede ayudarnos y mucho. Al principio tendrás de dedicarle tiempo pero poco a poco sabrás hacerlo correctamente sin casi pensarlo.

Respira alegría o lo que es lo mismo enfréntate a la vida con actitud positiva. Es cierto que hay situaciones de vida que no son fáciles o que pueden resultarnos tremendamente agobiantes y también es cierto que no todas las personas son iguales, pero en esos momentos más difíciles es cuando tenemos que detenernos, mirar a todas partes, respirar hondo y enfrentarnos a partir de ahí a gestionar los momentos. Si nos enfrentamos a estas situaciones con calma y actitud positiva todo resultará mucho más sencillo de lo que en un principio preveíamos, recuerda esta frase, todo se puede. Sterimar y a respirar.

Felices vacaciones y bienvenido agosto.

 
  • ¿Te gustó este artículo? Compártelo
 
Volver