• 18/07/2019
  • Post by Sterimar™

Alergias y otros asuntos del verano ¿estamos preparados?

alergias verano sterimar

Alergias en primavera y alergias también en verano. Durante la época estival hay una serie de alergias más comunes que aparecen allá donde vamos, hoy queremos hablaros de ellas y daros unos consejos que os ayudarán a sobrellevarlas en la playa y en la montaña.

1º Las alergias a los mosquitos y otra picaduras de insectos, ¿quién no ha sufrido alguna vez una picadura de un mosquito? Si no eres alérgico no tendrás problema, en el caso de sí serlo y dado que las picaduras pueden llegar a ser mortales el mejor consejo que podemos darte es una visita al alergólogo ante la mínima sospecha, él te sacará de dudas y te dará el tratamiento adecuado para que puedas irte de viaje tranquilamente.

2º Picaduras de fanecas o escarapotes,

Este pez que se arrastra debajo de la arena cuando nos pincha lo hace como un mecanismo de defensa, lo estamos molestando y por eso él nos pincha. Durante años se utilizó amoníaco en barra para aliviar el dolor que puede ser intenso dependiendo de si se trata de un roce o un pisotón.

Desde hace unos años los efectos del veneno se alivian de manera instantánea sumergiendo la zona en agua muy caliente. Las casetas donde se encuentran los socorristas y especialmente en aquellos arenales donde este tipo de picaduras son frecuentes suelen tener amoníaco o agua caliente que aliviarán el dolor rápidamente.

Otra opción es ponerse unas sandalias para el baño, el aquellos lugares donde son frecuentes este tipo de peces suelen vender las conocidas como fanequeras o sandalias de goma que protegen el pie del contacto directo con la arena

3º Alergias al sol

Es una alergia cada vez más frecuente dada la excesiva exposición y la cada vez menor protección de la capa de ozono. No nos cansaremos de deciros que el sol es fuente de vida y su vitamina D fundamental para nuestro organismo pero siempre hay que tomarlo de manera moderada y protegiéndose: evita exponerte en las principales horas centrales del día, hidrátate mucho, agua y zumos

4º Cuidado con los cambios de tiempo. Cuidado con los sistemas de aire acondicionado.

Es muy habitual que en verano convivamos con cambios bruscos de temperatura y de vientos

Del calor del exterior al frío de una sala de cine con el aire acondicionado al máximo. Igual de habitual es que se produzcan cambios de viento que modifiquen el desplazamiento del polen. Todas estas alteraciones nuestro organismo las sufre y tarde o tempranos nos afecta.

Uno de los principales síntomas de estos cambios es la congestión nasal, bien por resfriado, bien por alergia o incluso vírica suele ser una situación más que habitual durante el verano. Noches de calor, con el ambiente más seco y la congestión que dificulta nuestra respiración e impide el descanso. ¿Sabíais que había personas con alergias a estos cambios de temperatura?

¿Por qué tenemos que pasarlo mal en las vacaciones? ¡Sterimar y a respirar!

 
  • ¿Te gustó este artículo? Compártelo
 
Volver