• 20/07/2016
  • Post by Sterimar™

Cómo remediar la sequedad nasal en verano

boca

El calor ha llegado para quedarse y las elevadas temperaturas que nos trae no son buenas compañeras de viaje de nuestra nariz. Si a eso le sumamos el uso del aire acondicionado para refrescar el ambiente, el resultado es una nariz reseca y molesta en la que, incluso, se pueden producir irritaciones de la mucosa nasal y de las vías respiratorias.

La sequedad de nuestra nariz se caracteriza por una falta de humedad, lo que a su vez provoca que los cilios nasales (microvellosidades que se encargan de transportar las moléculas de agua y moco) se reduzcan. Este proceso puede desencadenar la aparición de costras en la nariz y terminar en una obstrucción nasal.

monografia Sterimar_AF_V02-17

La contaminación ambiental, el humo y los climas muy variables pueden acentuar este problema.

Cuando esto ocurre, instintivamente tendemos a rascarnos la nariz para aliviar esa sensación de malestar. Aunque en realidad se trata de un remedio momentáneo que a la larga puede originar heridas y el sangrado de las fosas nasales.

La solución más indicada para acabar con una nariz reseca en verano es tenerla bien hidratada y lubricada. Una buena manera de conseguirlo es manteniendo una correcta higiene nasal con agua de mar isotónica, la más adecuada para estos cuidados debido a que contiene la misma concentración de sal que el suero fisiológico.

Varios estudios científicos han demostrado que el uso de agua de mar isotónica aporta una adecuada hidratación garantizando el equilibrio fisiológico, lo que contribuye a optimizar la respiración, prevenir infecciones y mejorar enfermedades o circunstancias que desencadenan una obstrucción de la nariz.

Hoy en día podemos encontrar en la farmacia soluciones salinas con microdifusores de pulverizaciones suaves para evitar irritar la mucosa nasal, al tiempo que consiguen que la penetración del agua de mar en la nariz sea más efectiva. Beneficios que también son seguros y aplicables a los más pequeños de la casa.

Por tanto, si eres propenso a tener la nariz reseca en verano, trata de evitar los ambientes con humo, los aires acondicionados y los cambios bruscos de temperatura.

Y, sobre todo, no trates de aliviar la sequedad con cremas u otras sustancias que no son específicas para la nariz.

¿Has probado el agua de mar para evitar que se te reseque la nariz en verano?

 
  • ¿Te gustó este artículo? Compártelo
 
Volver