• 22/06/2016
  • Post by Sterimar™

4 Indicadores de calidad del agua de mar

agua

Aunque todos los mares parecen iguales, todos son diferentes. Del mismo modo, el agua del mar también es distinta en función de su lugar de procedencia. Es precisamente su ubicación lo que hace variar su concentración y, por tanto, sus propiedades.

En este sentido, cuando vamos a elegir una determinada solución de agua de mar para por ejemplo, el cuidado de nuestra nariz, es fundamental tener en cuenta cuatro indicadores:

  • La pureza del agua: El agua de mar, en función de su localización tiene una mayor o menor pureza. Un buen indicador es la presencia de plantas en las que se cultivan organismos filtradores marinos, como ostras, almejas y mejillones. Estos moluscos se alimentan de microorganismos filtrando el agua.

Por otro lado, las grandes mareas mejoran la calidad del agua, ya que la oxigenan continuamente, lo que garantiza que su composición sea más rica.

  • La salinidad: El agua de mar se caracteriza por la presencia de sales marinas, nutrientes y oligoelementos que vienen determinados por su procedencia. Por ejemplo, la del Mar Mediterráneo contiene 39 gramos por litro, mientras que la del Báltico tiene 5 gramos por litro. El agua de mar es más beneficiosa si tiene una salinidad similar a la del cuerpo humano (9 gramos por litro).

Una de las zonas donde el agua de mar posee mayor calidad es la zona de la Bahía de Cancale, una pequeña ciudad bretona ubicada entre Saint Malo y el Mont Saint Michel.

Su localización entre acantilados hace que sea conocida por contar con las mayores mareas de Europa occidental, lo que convierte su fondo marino en una rica fuente de minerales y oligoelementos.

  • La osmolaridad: es la cantidad total de compuestos orgánicos disueltos en el agua. A partir de esta medida las aguas de mar se pueden clasificar en isotónicas o hipertónicas. Las isotónicas tienen la misma osmolaridad que las células de nuestro organismo, lo que se traduce en beneficios sobre el funcionamiento de la mucosa nasal.
  • Y, finalmente, el tratamiento: El procedimiento que se utilice en la extracción y procesamiento del agua de mar, así como en su almacenamiento, influirá en su calidad. Mantener un proceso de tratamiento adecuado tras su obtención es un imperativo para garantizar sus propiedades beneficiosas para la salud.

¿Conocías estas cualidades que determinan la calidad del agua de mar?

 
  • ¿Te gustó este artículo? Compártelo
 
Volver